Por qué los CDs modernos suenan mal

Según tu capacidad auditiva y el nivel de “entrenamiento” de tu oído, es posible que hayas observado que no todos los CDs originales suenan bien. Esto puede suceder por varios motivos, pero recientemente -desde el 2006 aproximadamente- la baja calidad se ha acentuado especialmente en casi todos los CDs modernos de música tipo más comercial (pop, rock, etc.).

Esto se conoce como Loudness War (algo así como “Guerra del Volumen").

Es un problema causado intencionadamente en el proceso de masterización, donde se sacrifica la calidad en pro de un mayor volumen de grabación. Las grandes compañías discográficas son quienes más lo hacen, es una cuestión de marketing.

La masterización es el proceso en el que se ajusta el resultado final, aplicando a cada fuente de sonido (instrumentos, voces) las correcciones y efectos necesarios para obtener el mejor resultado. A la mezcla total también se le puede aplicar los efectos que sean necesarios.

Nótese que hablo de diferencias entre CDs, y no entre CDs y otro tipo de soporte como puede ser el vinilo. Esa es una discusión aparte.

Este vídeo explica de una forma bastante clara el proceso, con audio incluido:




Qué muestra el vídeo:

Lo que se puede ver en la primera imagen es la representación en digital de una pista de audio perteneciente a un CD de 1989. Aproximadamente en el centro de la imagen se pueden ver dos grandes picos muy juntos que corresponden a la caja de percusión (snare drum). Escucha cómo suena.

En la masterización de la que hablamos, como esos picos ya alcanzan el volumen máximo que el CD permite (eje vertical del gráfico), para aumentar aún más el volumen de la grabación es necesario aplicar más amplificación a los valles y menos a los picos. Eso es lo que pretende representar las líneas horizontales que aparecen en el vídeo “estirando” parte de la forma de onda y acercándola al límite cuanto se pueda.

El gráfico resultante es típico de un disco editado más recientemente. De nuevo puedes escuchar como queda el resultado. Definitivamente suena más fuerte, y parece tener buena calidad…

Así es como compras el disco.

Para comprobar gráficamente cómo ha quedado, lo que ves a continuación en el vídeo es el equivalente a ajustar el volumen en casa a un nivel “normal”, concretamente al mismo que estaba el original.

Desgraciadamente, ese tratamiento probablemente haya cambiado el sonido. Lo que se ha perdido aparece superpuesto en rojo en el vídeo: Parte de los golpes de batería y otros sonidos de alto volumen dentro del conjunto del tema musical, que precisamente son una característica esencial del sonido de cada instrumento -y por consiguiente también de la suma de todos ellos-.

¿Cómo se percibe es cambio? Ahora puedes escuchar cómo ha quedado, y a continuación escucharás de nuevo el original, sin tratamiento. Escucha varias veces estas dos últimas versiones de la muestra si es necesario, para apreciar mejor la diferencia.

No sólo es bastante apreciable la pérdida en la fuerza de la percusión, sino que se ha perdido lo que el autor del vídeo llama “feeling”: La muestra original se percibe más nítida y “viva” que la procesada.


Un poco más a fondo:

Este efecto se conoce como compresión de rango dinámico. Si simplemente amplificásemos todo, los picos quedarían recortados (fuera del máximo) y la música se escucharía terriblemente mal. Esto es lo que generalmente sucede cuando se sube a tope el volumen de un equipo musical, es decir, como los picos exceden la capacidad del amplificador o la de los altavoces, esos picos no se alcanzan, así que lo que escuchamos es una versión distorsionada de la grabación, cosa a la que llamamos distorsión por recorte de picos. En realidad ocurren más cosas, pero ésta es una de las más notables.

Para evitar este recorte se aplica un compresor/limitador de rango dinámico. Este efecto se utiliza a menudo para corregir problemas en la mezcla y grabación, amplificación, difusión de audio, etc., y el resultado se percibe como un aumento general del volumen. A veces es necesario por cuestiones de efectividad, como por ejemplo en los conciertos en directo.

Con esto se “aplana” la totalidad de la grabación a cambio de algo más de volumen. Como decía, lo que hace es aplicar más amplificación a los valles y menos a los picos.

Comprimir el rango dinámico significa exactamente eso: “Aplanar” o “suavizar” la diferencia entre picos y valles de la compleja forma de onda final, lo que generalmente implica una modificación audible del sonido, alejándolo del original (menor fidelidad).

Una grabación en CD es una fuente de audio que debería ser lo más pura posible, y que cada cual luego podrá ecualizar a su gusto si lo desea. No hay ningún motivo práctico para sacrificar la calidad (o al menos para hacerlo hasta ese punto), pero las discográficas quieren que los discos suenen bien fuerte.

Es importante conocer esto porque las discográficas suelen hablar de la calidad del CD a la hora de defender el formato, pero mientras tanto empeoran la calidad de lo que graban en dicho formato. A menudo, las nuevas remasterizaciones están encaminadas a aplicar este Loudness War más que a mejorar realmente el sonido.

A los CDs de música clásica no se les suele aplicar esta compresión de rango dinámico porque en este tipo de música se busca precisamente apreciar la pureza. Sin embargo, un disco reciente de rock o pop probablemente esté masterizado de esta forma.


Aclarando conceptos:

Hay tres cosas que no se deben confundir con la compresión de rango dinámico y la Loudness War:

La “normalización”. Ésta sólo consiste en buscar el pico más alto a lo largo de un segmento (una canción por ejemplo) y hallar cuánto se puede modificar el volumen sin sobrepasar el límite, pero el índice de amplificación es fijo, por lo que no se produce distorsión alguna de la forma de onda.

La “compresión de archivos o streams de audio”. Este es un proceso encargado de reducir el tamaño de la información digital necesaria para archivar o transmitir audio, produciendo pérdidas o no según el método utilizado.

El control automático “Loudness”. A bajo volumen, el oído humano es menos sensible a las sonidos graves y a los agudos que a volumen alto. Este control se encarga de compensar esa diferencia potenciando esos graves y agudos de forma inversamente proporcional al volumen. Es decir, a bajo volumen el refuerzo es intenso, y conforme subimos el volumen dicho refuerzo va disminuyendo.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo ademas el problema es otro se esta enseñando a modificar cada vez mas el sonido con tonterias de tipo sonido digital ,el sonido es siempre anlogico,es la compresion digital y el problema radicara aqui.para meter mas informacion ,se disminuye el ancho de banda ,y obviamente se pierden matices ,armonicos,ademas con los precios de minicadenas por 50€ no se puede pedir que reproduzcan sonido ,reproducen ruido que se enmascara con el equalizador ...Obviamente que una k7 suena mejor q un "mp3"su margen dinamico es mayor ,pero el cuidado tb hade ser mayor .
Obviamente sigo escuchando discos,en mi GARRAD, y eso si conun amplificador a valvulas ...una marvilla ,ni mp3,ni cd,ni pod.
Cuando se consiga esa profundidad ,y esa presencia igual me paso..

neoGurb dijo...

Estamos bastante de acuerdo. Recuerdo cuando, recién aparecido el CD, les explicaba a mis amigos lo que era el rango dinámico poniéndoles un pasaje de la misma versión del Requiem de Mozart, primero en vinilo y luego en CD. Alucinaban, y eso que era una grabación analógica.

Personalmente, echo de menos el mimo con el que algunas casas de discos (la fenecida Windham Hill, por ejemplo) mimaba sus grabaciones, haciendo que trabajos que no se habían hecho en digital, y que por ejemplo tenían un ruido de fondo apreciable, sonasen de un modo maravilloso. Cuando determinados puristas se quejan de la naturalidad del sonido en CD les pongo determinado disco de William Ackerman, para que escuchen lo que es un buen ingeniero de sonido, con buen oído y un poquito de sensibilidad. Cosa de la que todos los programas y maquinitas de procesamiento de sonido carecen, claro.

Pablo dijo...

Me ha parecido interesantísima tu entrada. Ahora estoy empezando a aficionarme a equipos de alta fidelidad y es cierto lo que decís. Aunque tampoco hay que olvidar que los vinilos, en cuanto la cápsula se estropeé o caiga una mierda de polvo o rayajo se empiezan a escuchar los odiosos "tch... tch...".

Se nota que domináis el tema y por eso os pregunto, ¿qué discográficas actuales no provocan esa distorsión tan zafia a sus grabaciones? O suponiendo que queremos un cd "X" pero que existen tres versiones diferentes de él, ¿hay alguna forma de distinguir cuál es el que mejor sonido tiene?
He visto algo de AAD, ADD, etc. escrito en algunos. No sé si irá por ahí.
Vosotros diréis.
Ahora seguiré leyéndote un poco más.
¡Un saludo!

felicidades dijo...

Buenísimo el artículo! Me acuerdo de que hace poco (7 años o así) todas las emisoras de radio tenían el volumen muy alto, menos M80. Lamentablemente esto hacía que al buscar "con rueda" radios en la FM localizaras antes las demás; eso sí, se oía mucho mejor. Es una pena, pero ahora está al mismo volumen distorsionado que las demás.

sergeeo dijo...

Había por ahí un chaval que había hecho un análisis de las formas de onda de los discos de Depeche Mode desde los 80 hasta la actualidad, y se veía el progresivo decremento del rango dinámico, en pos del audio con forma de chorizo.

¡Buen apunte!

Anónimo dijo...

Pues yo que quereis que os diga pero el sonido NITIDISIMO de CDs como el Scenes from a Memory de Dream Theater (Posiblemente el CD con mejor sonido de la historia) no los he escuchado en ninguno de los antiguos discos de vinilo de mi padre (ni siquiera en joyas como el Abraxas de Santana o el Wish You Were Here de Pink Floyd...)

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias!!! por fin se puede explicar porqué todo suena "sin alma".

Y me miraban como a un viejo bicho raro cuando intentaba explicar el cálido sonido de una buena grabación en vinilo:
Generación comprimida

S2

Anónimo dijo...

Lo que se puede ver en la primera imagen es la representación en digital [...]
Más bien es el contenido frecuencial o representación frecuencial de la forma de la onda.

LSB dijo...

Gracias ;-)

Importante recordar que si bien el ingeniero de sonido es quien "controla los mandos", el productor es quien al final exige "el filete poco hecho o achicharrado" según criterios de marketing :))

Pablo: Es poco menos que imposible predecir quién lo hará de una u otra forma, pero un productor que trabaja para (o con) una gran discográfica suele estar más "marketizado", o sujeto a presiones por parte de la compañía, y eso parece corresponderse con los resultados observados -al menos hay cierto consenso-. No obstante, el tipo de música y su público objetivo son factores esenciales.

Las tres letras a las que te refieres corresponden al modo (A)nalógico/(D)igital en que dicha música fue grabada, mezclada y finalmente almacenada para su duplicación (master), respectivamente. Se utilizaba sobre todo cuando aparecieron los CDs, porque aún había fases que se hacían en analógico. En definitiva, es otra historia ;-)

Anónimo dijo...

Os recomiendo al hilo de este post.. este otro sobre normalización de audio que va al pelo de lo que comentáis:

http://blog.metaemotion.com/2007/05/07/normalizando-el-audio/

Anónimo dijo...

Me fascina la música y tambien para mi es un gran placer escucharla como es debido. És por ello que ningúna técnica puede almacenar la música de un modo idéntico a como fue interpretada. Y por supuesto, ningún sistema de reproducción será igual que "estar allí".

Dicho esto; los MP3 són increiblemente cómodos y cierto; aplican algoritmos de "pérdida". Pero con un nivel de estudio de la capacidad auditiva humana impresionante. Les recomiendo para hacer un poco de sano contraste de opiniones leer este documente :


Descripción de la técnica de compresión MP3 para audio
(pdf)

Y si, prefiero los MP3. Eso si un buen equipo de audio y importantisimo; un nivel calidad de codificación lo mas alta posible.

----

"No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo"
Voltaire.

rednoise dijo...

Yo me he masterizado mis propios temas y ahora que se un poco de que va el trabajo de un productor y del ingeniero que masteriza puedo corroborar lo que se afirma en este articulo.

Pero siempre hay que tener en cuenta que este aplastamiento que se hace en la masterizacion solo se hace en la musica mas comercial que es donde mas pique hay entre discograficas.

Y tambien decir que el que se note ese sobreprocesado de la masterizacion depende tanto del oido del ingeniero como del estilo musical y otras caracteristicas de la grabacion. Por eso algunas veces se dan excepciones de canciones que suenan muy fuertes pero que aun asi no se les nota ese aplastamiento.

migue dijo...

Hola, comentando la entrada de lsb yo pienso que es solo una tecnica mal aplicada a un genero que no la necesita o no se beneficia al cien por cien de ella, pero otros generos de musica sobre todo en musica electronica y de baile esta tecnica si se usa y a veces es determinante en la presencia de un tema en la pista.

Y respondiento mas o menos a los comentarios de la gente a la entrada, personalmente no creo que la culpa la tengan los estudios modernos digitales que aun careciendo del color que mucha gente dice notar en grabaciones antiguas tambien han aportado muchisimas cosas buenas al proceso de grabacion de un disco.

No me quiero imaginar a artistas como The Prodigy sin usar compresión o Daft Punk sin Warp Factory el sonido no tiene por que ser Analogico en todo su tratamiento para que su resultado sea "humano"

Al final los clientes son los que solicitan el sonido de sus discos como bien dice lsb en su comentario (aunque pienso que en el titulo del articulo provoca bastante):

"...Importante recordar que si bien el ingeniero de sonido es quien "controla los mandos", el productor es quien al final exige "el filete poco hecho o achicharrado" según criterios de marketing :))..."

Y bueno respecto a lo del comentario sobre generacion comprimida como bien dice el autor es otro tema aparte, que este en vinilo no tiene nada que ver con que tenga o no el procesamiento de rango dinamico que es algo que se aplica en el proceso de masterizacion, eso no quita que en vinilo puedan apreciarse muchisimos mas matices por su naturaleza organica para esa cuestion podeis leer el siguiente enlace
http://www.festivalesdepop.com/zona/vinilocd.htm

...o si no animo al autor a que haga una entrada proxima en su bitacora que parece saber bastante :p y al margen de las opiniones personales felicitarlo por la entrada :)

jose luis dijo...

Excelente explicacion. Las tecnicas de compresion se usan a troche y moche , y no digamos ya en las emisoras de FM !! Hace poco lei un interesante articulo de un estudio sobre la "calidad" de audio y como los jovenes han perdido la nocion de como se puede llegar a oir de bien un CD ,simplemente porque no lo han oido jamas bien.
saludos

elTrauko dijo...

Realmente no hay como los vinilos, incluso con polvo el sonido es lejos mejor que el digital; claro que hay que usar ademas todo el equipamiento analogo, los viejos transistores, o mejor, los mas viejos tubos.
CD es basura cuando se ha escuchado un buen vinilo en equipo analogo.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con que los mp3 suenan peor que una k7... para mi es todo lo contrario.
Y tampoco me gustan los vinilos. Me pase demasiados años luchando contra el ruido de estatica y de polvo con los dichosos cepillitos. Prefiero un CD, pero evidentemente, bien masterizado.

countzero dijo...

Sobre el comentario de las emisoras de radio, muchas de ellas han informatizado la música que suena en ellas, y todo es ya mp3 o wav-aiff.

Completamente de acuerdo sobre el proceso de masterización, hay discos que, aunque más bajitos, suenan "gordos", y otros que, pese a sonar altos, hace daño al oído y molestan.

Las buenas grabaciones seguirán siendo buenas grabaciones, porque se hacen con cariño, buena mano y buen gusto.

Se está perdiendo el disfrutar de la música y se la está convirtiendo en fast food: la compras, la escuchas y a por otra. muy mal.

Si seguimos esta tendencia, no me extraña que Pet Sounds o Ggt. Pepper sigan sonando acojonantes.

pq dijo...

Soy musico y inginiero de sonido en propio estudio. Efectivamente el loudness war quita justo lobueno del cd: la dinamica! Me da asco escuchar cd's reciente por la falta de dinamica que tienen. Tener que sacar repertorio de cd's recientes es un calvario que me cansa demasiado el oido.
De hecho he vuelto a masterizar a niveles mas bajos: ¿y el comentario de la gente? "Tenia que subir mucho el volumen al reproducir el cd....y ¿que??!!?? ¿esto es algo malo? Vamos. Lo suyo sera escuchar musica como antes: en un buen equipo (otra historia por contar) con tiempo y apreciando la dinamica de la musica.

pq dijo...

Soy musico y inginiero de sonido en propio estudio. Efectivamente el loudness war quita justo lobueno del cd: la dinamica! Me da asco escuchar cd's reciente por la falta de dinamica que tienen. Tener que sacar repertorio de cd's recientes es un calvario que me cansa demasiado el oido.
De hecho he vuelto a masterizar a niveles mas bajos: ¿y el comentario de la gente? "Tenia que subir mucho el volumen al reproducir el cd....y ¿que??!!?? ¿esto es algo malo? Vamos. Lo suyo sera escuchar musica como antes: en un buen equipo (otra historia por contar) con tiempo y apreciando la dinamica de la musica.

Anónimo dijo...

Yo ya no oigo MP3, llevo varios años que escucho formatos lossless donde no se pierde nada de lo que hace el MP3, OGG, MPC y otros formatos lossy.

Anónimo dijo...

Es una pena, así es, que teniendo actualmente tanta tecnología avanzada el sonido de la música sea de tan mala calidad. Por un lado, la compresión de dinámica, que quita alma a la música y la aplana; por otro lado, la compresión numérica propia del formato mp3, que hace desagradables los agudos y quitan naturalidad... es curioso que, no teniendo nada que ver, las dos cosas se llamen de la misma forma, y ambas afecten negativamente a la música. Yo trabajo en radio, y lucho contra mis propios compañeros para que la compresión dinámica de la música sea la mínima posible para preservar su buen sonido. En realidad me sirve de poco, porque los discos ya llegan con una compresión bestial. Un ejemplo de abuso de compresión: todo lo que edita David Bisbal ¡es monstruoso, no hay oidos para aguantarlo! Por cierto, si alguien conoce alguna emisora de FM que emita en verdadera ALTA FIDELIDAD, que lo diga aquí, porque yo llevo buscándola desde hace años.

Anónimo dijo...

Por cierto, y siguiendo al post anterior, aquí los que postean confunden COMPRESION DE RANGO DINAMICO que afecta a la sensación de volumen de la música en analógico o digital, con el RATIO DE COMPRESION de los formatos digitales tipo mp3 o wma. Lo primero pertenece al ámbito de la física del sonido y es algo tan viejo como la grabación de la música en estudios, mientras que lo segundo es un proceso matemático interno que se inventó para que los archivos informáticos pesaran menos y pudieran descargarse con facilidad en internet. No confundir.

Anónimo dijo...

El 2006 compré varios CD de Queen editados en Holanda 2006 y la verdad es que noté que el sonido no tenía profundidad. A la música le faltaba algo. Y había algo raro en el sonido que no se presentaba en otro cd de 1994.

Aún me cuesta escuchar el cd nuevo.

calamar dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo. Gracias a esta "guerra" se genera una búsqueda del sonido para que este que tenga más punch, mayor impacto, se resaltan detalles de los instrumentos que si no quedarian emmascarados, hace que suene grande, más próximo (in your face)...etc.
Que hay discos que se ha pasado aplastando, pos quizá si. Ej: "Californication" de los RHCP, se "aplastó" un poco más de lo tolerable y ahí cada vez que el petao del cantante chilla un poquitín se aprecia una distorsión que parra mí es desagradable. En siguientes ediciones del disco, creo que se rectifico esto.
Para mi lo que prima son tus oídos y no los gráficos.
Nose vosotros pero yo cada vez que me pongo un disco antiguo pienso que suena muy pequeño débil y sin fuerza. Esto del bién o mal es solo un punto de vista.

Anónimo dijo...

Bueno, al amigo Calamar habría que explicarle algunos conceptos que él maneja a la ligera, sin conocerlos. Dice que "gracias a esta 'guerra' se genera una búsqueda del sonido para que éste que tenga más punch", sin saber que precisamente el punch o pegada desaparece a medida que aplicamos compresión al rango dinámico. No me importaría invitar al amigo a una sesión de música en mi casa, para que en un equipo adecuado (por ejemplo, amplificador Golden Tube Audio, con altavoces ProAc) escuche el final de Carmina Burana en un disco de la marca Telarc, o bien una grabación de von Karajan de la 4ª Sinfonía de Tchaikovsky, que es bestial. Entonces creo que entendería claramente qué significa "dinámica" y "punch" en una grabación. Porque yo creo que no pasa de Red Hot Chili Peppers, grupo californiano que no se distingue precisamente por publicar discos repletos de matices. Saludos.

Gruño dijo...

Amiguetes: no hay que ver muchos gráficos, ni escuchar nada, ni meterse en explicaciones técnicas. Es tan secillo como comparar el vuelo de un mosquito con la explsión de 250 kilos de Goma2. En una de esas canciones que tanto gustan a "Calamar", mosquito y bomba suenan al mismo volumen, mientras que en el equipo del post anterior, el dueño tendría graves problemas con la policía y el vecindario.

Pedro J. dijo...

No estoy de acuerdo con algunas cosas que intentare exponer:

1º La compresion no es ningun "efecto". Es un tratamiento de la amplitud de la onda sonora. Por amplitud (Característica física de la onda) nosotros entendemos volumen (Percepción humana de la amplitud).

2º Por compresion no decae la calidad. De hecho creo que no se ha explicado exactamente ni dónde (¿En el dominio de la frecuencia?) ni cómo (¿De que manera? --> ¿En baja/alta frecuencia?), que ya me lo esperaba no se por que.

3º Explicación breve de la compresión: Apartir de un punto, el sonido por debajo de un umbral se amplifica (amplifica sonidos débiles) y por otro lado, atenúa por encima de un umbral (los picos o sonidos más fuertes). Resultado: La diferencia entre los "parones" y "subidones" en una canción no se diferencian mucho en Amplitud ó Volumen , lo que se llama una reducción del rango dinámico. Por eso todas las canciones son mas omogeneas en este sentido, que no quiere decir que sea ni peor ni mejor, simplemente lo que es.

4º La música clasica es un ejemplo claro de musica sin compresión. La diferencia entre los sonidos mas tenues y los mas sonoros es bastante notoria.

5º Personalmente, no me gusta que no haya nada de compresón como en la música clásica, aunque tampoco es necesario la compresión excesiva "de moda" con la que se masterizan las canciones. Creo que los extremos no son buenos y que en el equilibrio está la virtud. Pero para gustos colores.

LSB dijo...

Pedro j: Entiendo que la compresión dinámica no se engloba dentro del grupo de los efectos, pero en este post (que no pretende ser una referencia) he optado por simplificar cuanto he podido en línea con el lenguaje "popular".

Por otra parte, la calidad a la que me refiero es -obviamente- al rango dinámico, cuya reducción en exceso conlleva inevitablemente una pérdida de riqueza (presencia, matices,...)

Como dices, la virtud está en el equilibrio, y ciertas correcciones siempre son necesarias. Lo que en mi opinión resulta problemático es el abuso de esta técnica únicamente en pro de un mayor volumen. También, por supuesto, interviene el gusto de cada uno ;-)

Diego dijo...

A mi lo que realmente me parece mal (sin entrar en discusiones subjetivas sobre calidad de sonido) es que le apliquen ese proceso de compresión, pues podría venir perfectamente sin el y a alguien a quien le guste o lo necesite (para poner musica en un local por ejemplo) lo aplique después. No se si los equipos de sonido lo hacen pero en un ordenador existen complementos para los reproductores de música que permiten hacer eso (entre otras muchas cosas), sin embargo, una vez comprimido, el proceso no es reversible.

Anónimo dijo...

La compresión/limitación muchas veces puede ayudar en el mastering. Hay dos cosas que comentais que NO son ciertas.
1. El CD tiene un gran rango dinámico -> FALSO! tiene muchisimo menos que un vinilo, por eso si al masterizar no se sube algun decibelio se pierde nitidez.
2. Las grabaciones antiguas no comprimian -> FALSO! se usaban compresores, y lo que es mas notorio, la grabacion en cinta actuaba como un limitador de los picos.
Por otra parte está claro que a los productores de hoy se les ha ido la olla y que la loudness war es evidente. Claro que si la gente quiere "escuchar" reggetones por la tele,en mp3, en auriculares o incluso desde el movil...

Anónimo dijo...

al amigo del post anterior... estás equivocado, el CD tiene un rango dinámico bastante mayor que el vinilo (96db vs 70 aprox). Saludos!!!

Juano dijo...

me convencieron!!! voy a tirar mi computador con procesador de 3.3 Ghz, y 2 gigas de Ram para volver a mi AMIGA que funcionaba con 512 Khz y en la cual tenia que escribir lentamente pues sino se quedaba atras.
Porque esa si es la forma de escribir y para sacar cuentas voy a usar un abaco pues los abacos son los unicos que logran la "profundidad" y "presencia" que el autor, productor o ingeniero le quiso dar a la suma 2+2.

LSB dijo...

:)))

Juano: Esta historia no tiene que ver con el soporte utilizado sino con la forma en que los vienen grabando.

En los vinilos se puede hacer igual, y de hecho se hacía a veces, pero no era tan sistemático ni exagerado como en las grabaciones de ahora ;-)

Anónimo dijo...

Efectivamente el CD audio que escuchamos actualmente (y desde el comienzo) cuenta con un mayor rango dinámico que el vinilo debido básicamente a la "casi" ausencia de rudio de fondo del soporte producto de la resolución estandarizada del cd audio (16 bits), lo que permite mantener los sonidos tenues originales sin que sean "solapados", como ocurre con el ruido intrínseco de roce en los vinilos.

Concuerdo con la opinión de que la compresión/normalización depende, finalmente, del estilo y del perfil del consumidor final.

Me encantan los discos de Damien Rice.