¿Qué pasó con...?: El balón de Nivea

Antes no se concebía un día de playa sin los balones inflables de Nivea. Los niños pequeños y sus papás (los niños de más de 40 años) jugaban con ellos por todas partes. La mamá jugaba con la hija mayor, y tu -como buen predador- esperabas agazapado a cierta distancia del lado de la hija por si el balón se escapaba, para así recogerlo y devolvérselo a ver si -como pasa en las películas- mediante ese simple gesto caía enamorada en tus blancuchos brazos, cosa que nunca ocurrió por más balones que recogiste.

De vez en cuando, a la hora de comer y estando bajo la sombrilla, recibías accidentalmente un balonazo en toda la cara que no solo te tiraba la Coca-Cola al suelo, sino que además te ponía el bocata de tortilla todo lleno de arena. ¡Qué maravillosos tiempos aquellos! ¿verdad? :-)

Ahora ya no se ven balones, solo gente absorbiendo radiación ultravioleta hasta enrojecer, aislados de sus semejantes mediante reproductores de MP3 :-(

Para recordar aquellos tiempos os traigo una foto que creo os gustará. Puede que os cueste un poco, pero si os esforzáis veréis ¡un balón playero de aquellos tan entrañables! (No, no es exactamente de Nivea pero... ¿y eso qué más da?)


(Click para ver más grande)

[Pista para localizar el balón: Está abajo a la izquierda y es de colores]


Foto: Florida Bikinis - Picture of the day

No hay comentarios: