Dilatación temporal a un click de distancia

¿A quién no le ha ocurrido? Haces click donde no debes y justo mientras estás soltando el botón del ratón (o pulsando ENTER) te das cuenta de que estás a dos milisegundos de fastidiar algo, pero ya es demasiado tarde. A esto también se le llama "momento Oh, shit!".

Ahí suele tener lugar ese fenómeno conocido como dilatación temporal: Contemplas el desastre como si tuviese lugar a cámara lenta, así te da tiempo a sentir con total plenitud la vergüenza interior y el arrepentimiento súbito de cometer tan estúpido acto tu solito.

Lo que me ha hecho recordar esto es que ayer tuve la "brillante" idea de desactivar el acceso a red de un equipo remoto que estaba manejando vía VNC (un equipo que además no tiene teclado ni monitor). Os aseguro que me di perfecta cuenta de que la pantalla se iba a congelar antes de que -efectivamente- se congelase a los pocos milisegundos, y también de que no volvería a tener acceso a dicha máquina hasta que le conectase un teclado y un monitor que tendría que quitar de otra máquina.

Este fenómeno lo descubrió el Coyote siendo víctima una y otra vez de sus propios planes para atrapar al Correcaminos: Siempre tiene tiempo de mirar al espectador y comunicarle "realmente no debí hacer esto", antes de explotar o de que le caiga una enorme roca encima.

En fin; gajes del oficio.

1 comentario:

Haîmat dijo...

Mmmm pobre XD me acordare de esto cada vez que me pase a mi ^^