¿Tirarse desde lo alto del propio ego?

No sé yo si eso de que un bitacorero se suicide tirándose desde lo alto de su ego es posible.

Para empezar ¿cómo va a subir hasta allí?. Saliendo de la troposfera se quedaría sin oxígeno. Además hay que tener en cuenta los 70 grados bajo cero (más o menos) que hace a esa altitud. Un blogger ruso igual puede, pero de ahí hacia el ecuador, los demás no aguantamos ni de coña.

Vale que luego en la estratosfera la temperatura es bastante más agradable, pero al pasar la capa protectora de ozono ya empieza el mal rollo con los ultravioleta, luego con los rayos cósmicos, etc. Y aún no he mencionado la baja presión... Antes o después, de ahí para arriba al tipo le explotaría la cabeza.

"Pues lo montamos en un SR-71 Blackbird", que pensarán algunos-. Sí, hasta los 25.000 metros, ¿y luego qué?

"Pues lo montamos en la lanzadera espacial, y de ahí para arriba se le lanza en una cápsula espacial" -pensarán otros-. Pues cojonudo, pero al rato habrá salido del alcance de la gravedad terrestre.

Claro que, con un poco de suerte y si la velocidad se calcula bien, describirá una elipse que en un momento dado le hará llegar finalmente a lo alto de su ego (en algún lugar fuera del Sistema Solar) y retornar atraído por la gravedad del sol, eso siempre que tanto a la ida como a la vuelta consiga pasar por el cinturón de asteroides sin darse de boca contra uno de ellos -y no van precisamente despacio.

Finalmente, para caer en la Tierra deberá coincidir con la trayectoria de esta (si no, derechito al infierno solar), y en el improbable caso de conseguirlo, aún debe evitar meterse un piñazo con un satélite de comunicaciones. Y hay miles de ellos ahí arriba.

Tirarse desde lo alto del propio ego es muy complicado. En mi opinión, mejor subirse a un monopatín y grabar un vídeo de esos para Youtube. A la tercera toma, rotura de cráneo garantizada.

No hay comentarios: