¿Problemas de sobrecalentamiento en el portátil?

El mío, de unos 4-5 años de antigüedad, ya no podía tenerlo sobre las piernas porque me quemaba. Luego ya ni siquiera sobre la mesa con su debido espacio de ventilación por debajo porque se apagaba solo, debido a la protección térmica.

Como el ventilador se oía girar perfectamente, solo podía ser una cosa: Acumulación de polvo en el sistema de refrigeración.

42 tornillos y varios conectores más tarde...


He aquí la fatalidad causante

(click para ampliar)


No está mal considerando que las dos caras de los radiadores que asomaban afuera no mostraban la más mínima evidencia de polvo, pero de algo le tenía que servir a uno la experiencia de una parte de su indigna carrera al servicio de las máquinas.

Por lo demás, una brocha pequeña y el potente soplido de mis pulmones (Tjooo, Tjooo… Ejem…) sirvieron para desfacer el entuerto. También hay que acordarse de donde va cada tornillo, claro. Ahora está funcionando como el primer día.

He visto bastantes textos por ahí recomendando el uso de cierto software para poner el ventilador a su máxima velocidad, y también otro programa que le hace no_sé_qué a la CPU en los ciclos libres de reloj. Todo eso sirve de poco o nada si el problema es la obstrucción parcial o total del flujo de aire.


Ahora es cuando yo (lógicamente) digo:

No animo a nadie a abrir su portátil, a menos que no tenga nada que perder, que sepa lo que hace, o que esté totalmente loco. En cualquier caso, no me hago responsable de la defunción del equipo por ninguna de las dos millones de razones por las que puede no volver a respirar nunca más.


Dicho esto, y por si le sirve a alguien, un par de datos de utilidad:

Eso es un Fujitsu-Siemens Amilo D P4. Al módulo de ventilación se accede por arriba, pero no basta con retirar el teclado, porque aunque así se puede ver, no se puede abrir el módulo debido a que la tapa de arriba de la carcasa del portátil lo impide (incluso oculta dos tornillos), así que ésta hay que retirarla también.

Todo este proceso es bastante obvio si estáis acostumbrados a desmontar cosas sin demasiada información, excepto estas dos “trampas”:

La sección superior de la tapa de arriba -que está llena de pequeños agujeritos y contiene el botón de encendido mas las tapas de las bisagras de la pantalla- es independiente, y bajo ella hay tornillos. Esto no resulta nada evidente, de hecho, me quedé ahí “bloqueado” hasta que encontré el maldito sitio del que tirar.

Con el portátil boca arriba y la pantalla abierta completamente (180 grados), meter un destornillador plano en una ranura de las tapas de las bisagras para levantar con suavidad toda esa sección. Ojo porque hay un cable con un conector que se puede retirar.

Por otra parte, para limpiar los radiadores no es necesario –ni recomendable- sacar esa “lata de sardinas” que es el módulo disipador entero. Simplemente, quitar todos los tornillos de su tapa y limpiarlo todo una vez abierto.

La razón por la que no recomiendo sacar ese módulo es que el micro está pegado con pegamento térmico al disipador, y el propio disipador bloquea totalmente la palanca fijadora del zócalo del micro. No hay forma de levantar esa palanca.

Yo lo he sacado por otros motivos, y eso implicó forzar físicamente tanto el micro como el zócalo. Es algo que he tenido que hacer cierto número de veces en el pasado, pero siempre bajo mi exclusiva responsabilidad, sabiendo que corro el riesgo de romper por ejemplo una o más patillas del procesador (aka: “sayonara, baby”). Repito: No sacar el módulo; simplemente abrir su tapa y limpiarlo.


El zócalo del procesador en el centro y a la derecha.
Justo a su izquierda, el hueco del ventilador, y debajo
de esa placa sucia está la GPU

(Click para ampliar)


Por lo demás, volver a montarlo y cerrarlo todo no tiene ningún misterio. No olvides ninguna conexión, ten paciencia a la hora de acoplar la tapa superior de la base, y recuerda que el número de agujeros no puede haberse reducido: Si te sobra algún tornillo es que se te ha olvidado algo.

"¡Me gusta el olor del polvo de ordenador por la mañana!. Huele a... victoria"

No hay comentarios: