Minifaldas para la crisis

Tanto inflar la burbuja, con la complicidad de los bancos y el puto Gobierno rascándose las pelotas y mintiendo como un bellaco, acabamos predecible e inexorablemente en un desastre económico del que todavía hay algún hijoputa diciendo que es culpa de la crisis financiera internacional (ya, y yo he viajado al sol, de noche).

Total, que no está la cosa para muchos gastos, y en cuestión de faldas lo que se impone son las minifaldas con poquita tela.

Por la economía y la ecología, ahorra material.


Si no me equivoco, eso es una cosa a medias entre una minifalda y un mini-short (no sé cómo se llama, yo no me las pongo, si acaso se las quito a alguna no tan inocente corderita), y la clave está en la tira de la entrepierna, que no deja que se vea todo aunque sí bastante.

Porque es importante dejarle algo a la imaginación, no mucho pero sí algo. Como la imaginación está a la temperatura del puto nucleo del sol, pues ya se encarga de hacer la tarea.

En fin; si no te ha dado un mareo por exceso de adrenalina y/o falta de sangre en el cerebro, disfruta del paisaje y de lo que tu imaginación le añada (que no será poco, seguro).

No hay comentarios: