Riesgo de incendio

El verano y sus temperaturas es lo que tienen:

Sábado, 23:55h. Cena por ahí, un par de copas, cachondeo, y la pareja está ya a punto para la caidita de Roma. Empiezan las "travesuras":

--Chati, ponte ahí que te voy a hacer una foto de las tetas
--¡Venga, vale! Pero rápido, no vaya a venir alguien, ¿eh?
--Fale

Ella se desabrocha la parte de arriba, a él le sube la temperatura hasta ponerse incandescente mientras enfoca, ella que trata de avisarle "¡¡cuidado, cuidado!!", él que entre el enfoque y la impresión de lo que está viendo no se entera de nada "¿Qué? ¿Qué dices?...", y... [Click]: Una bonita foto con el humo incluido.


Por suerte estaban junto a la puerta de un bar, y un cliente que se percató del humo a tiempo le tiró un cubo de agua por encima apenas hubo prendido fuego. La cosa se quedó en el susto.

Vale, de acuerdo; el humo seguramente es de un cigarrillo, pero la historia no viene mal como advertencia:

Si eres aficionado a los juegos picantes vigila tu temperatura, se acerca el verano y el riesgo de incendio es alto.

No hay comentarios: