Simplemente adictivo

"Why was he sad" es probablemente el segundo entretenimiento más simple y al mismo tiempo adictivo que he visto. Me recuerda a ese plástico para envolver que tiene burbujitas de aire: Una vez que te pones a explotarlas no puedes parar de hacerlo.

Especialmente indicado para relajarse en momentos de sobrecarga mental. Se recomienda encarecidamente programar antes el auto apagado del ordenador en unos 15 ó 20 minutos.

¿Que cual es el primero de los entretenimientos más simples y al mismo tiempo adictivos?. Pues... sentarse en un banco de la calle e ir contando tangas. Vaya pregunta.


("Why was he sad" vía internet.microsiervos)

No hay comentarios: