Manipulación periodística

Madre golpea la cabeza a su hijo contra el lavabo por desobediente
El niño comenzó a sangrar por la nariz. En clase, su tutor descubrió la agresión.


¿Qué te parece la noticia? Fuerte, ¿no? Pues es el mismo hecho que este:

Prohíben que una madre se acerque a su hijo durante un año por darle un bofetón
No podrá aproximarse a menos de 500 metros del chico de 10 años, según la sentencia

Si los leyeses por separado te echarías las manos a la cabeza... por razones opuestas.

(Sí; es un caso real. ABC publica hoy el segundo titular. El primero es ficticio).

Esa es una de las muchas formas en que el "periodismo" te manipula para que juzgues a la gente de una u otra forma. Y eso no es lo peor; lo peor es que el resultado que buscan al manipularte es, a menudo, alguno muy determinado que no tiene nada que ver con la noticia. La mayoría de las veces es de naturaleza política.

No sé a ti, pero a mi me parece repugnante.

Los hechos -tal y como yo los entiendo- fueron que el niño se negó a hacer los deberes y se puso rebelde. La madre, nerviosa y decepcionada porque el niño le había mentido, le dio una bofetada por detrás en la cabeza que hizo que se golpeara la nariz y sangrara.

Tal y como dice luego la noticia: "La resolución judicial reconoce que el menor tiene un «carácter difícil y desobediente» respecto a las tareas del colegio y que la madre se sumió en un estado de nerviosismo porque vio que le había mentido y no había hecho los deberes."

No es infrecuente que una persona haga algo con una intención determinada y, por accidente, ocurra otra cosa. De hecho, si en un alboroto casual empujas a alguien solo con intención de que te deje pasar, y a raíz de ello cae, se golpea la cabeza y muere, probablemente se te inculpe por homicidio (involuntario), y probablemente no se te condene porque se determine que ha sido un accidente fortuito 100%.

Pero tu eres el responsable de tus hijos, y eso incluye alejarlos de cualquier peligro real o potencial. Si crees que debes darle una bofetada (no entro a juzgar este hecho individual) deberías asegurarte de que no haya objetos alrededor contra los que se pueda golpear. La proximidad del lavabo es un peligro potencial alto. No pocos accidentes ocurren en el baño.

De igual forma, si esto hubiese ocurrido durante un fin de semana de viaje a la montaña, hubiese sido una fatal idea darle esa bofetada justo en el borde de un precipicio.

Nadie te enseña a ser padre, es algo que se confía al sentido común, a los conocimientos básicos y al buen hacer desde el cariño. Los accidentes, desgraciadamente, ocurren. Y por otro lado hay personas a quienes yo personalmente no daría ni un martillo de papel.

No sé si la sentencia es justa, solo sé que ambos titulares puestos de ejemplo son falsos por incompletos, y que cualquier persona con dos dedos de frente puede darse cuenta de que no se trata de un error, sino de algo totalmente intencionado. Los titulares pegan fuerte; son los que van en letra grande, además de tu primera impresión.

Un periodista tiene una responsabilidad de la que generalmente "pasa", y que pocas veces se le exige. Mi pregunta es: "¿Es ese en realidad un periodista?". Y también: "¿Te crees generalmente lo que lees en la prensa?".

1 comentario:

Juan Ant. dijo...

Yo creo que el tema de la manipulación periodística es un tema del que se suele hablar mucho, y no por ello hay que dejar de hablar. Es relativamente fácil relajarte y dejarte llevar, y cuando te quieres dar cuenta, estás pensando lo que el medio en cuestión quiere que pienses. Artículos como este tuyo, vienen bien para recordarnos que no debemos bajar la guardia.

Yo, particularmente, trato de no creerme todo lo que leo y recopilar información suficiente como para poder hacer mi propio análisis. Pero esto no siempre es así. Hay veces que te dejas llevar...

Saludos.