Aberraciones

Ayer en El País: 3.500 euros de pensión para que un chico no prefiera a papá

Tal y como yo lo veo, el tema no es ya una cuestión del mantenimiento del hijo, sino del valor monetario de la madre.

El juez decide que la madre vale 3.500 euros a ojos del niño, y que si valiese menos el niño la patearía. En otras palabras, le ha puesto a esa mujer una etiqueta de P.V.P. pegada en la frente.

Aberrante.

Ordenarle una educación "reservada a una élite social", la chacha y la ropa cara mientras que a muchos ex-maridos se les ordena vivir en la pobreza, me resulta bastante esclarecedor.

Ah, y con dinero de por medio sí que existe el SAP (pero a la inversa, claro).

En fin; todo lo que se excede a sí mismo, explota. Ya queda menos.

5 comentarios:

Lanjaro dijo...

La moraleja de la historia es sencilla: no tengas un hijo con una mujer menos pudiente que tú; de hecho ni siquiera eches un polvo a una mujer menos pudiente que tú, porque como nazca un niño no deseado, date por jodido.

Por lo que he leído de este caso parece claro que el niño era no-deseado y ni siquiera estaban casados. Vale que el tipo esté forrado, y que le pongan una pensión razonable, pero...

Veamos otra lectura del caso: tal vez el padre se pasó toda su vida currando como un cabrón para ganar todo ese dinero, y tal vez la mujer sea una vaga redomada que no ha dado un palo al agua en su vida. ¿Es justo una transferencia económica de ese calibre porque lo decida un juez? Obviamente con esa pensión ya no va a tener que trabajar en el resto de su vida gracias a que se quedó embarazada en el momento oportuno.

Esa sentencia es un escándalo contra el sentido común y cualquier atisbo de "igualdad" que tanto se pregona.

Sereno dijo...

Visto en un comentario de la misma noticia en El Pais:

"Ésto de las pensiones "compensatorias" y de alimentos para los hijos en favor de las madres, cada vez se parece más a las promociones del Nescafé: "Un sueldo para toda la vida". Y ni siquiera hay que molestarse en enviar las dos etiquetas"

masolete dijo...

Os habéis olvidado de poner una nimiedad... que ha sido probado en el juicio que el padre gana más de 1 millón de euros al año. Creo que esto es más que importante.

También que ese niño tiene otros 2 hermanos, y resalto: HERMANOS, aunque solo sean de padre, que también están recibiendo ese tipo de vida: colegios bilingües, personal doméstico...

Como dice lanjaro, veamos otro punto de vista: y si este tío es un vividor, que se aprovecha de su dinero y su situación económica con las mujeres y como ha tenido la mala suerte de dejar embarazada a una, ahora quiere deshacerse de los dos, mujer e hijo con una ridiculíiiisima cifra para él de 300 euros al mes?

3.500€ es tan solo un 4,2% de lo que el tipo viene a ganar al año.

Llegados a este punto, y sin saber si él es un vividor o la mujer una aprovechada, deberíamos hacer la reflexión de que hay que pensar en el hijo, como ha hecho el juez.

Y... qué os diría yo... que yo hubiera hecho lo mismo.

masolete dijo...

Ah, se me olvidaba... el tío se ha quedado conforme con la sentencia; eso también dice mucho.

LSB dijo...

Masolete: Lanjaro dice exactamente lo contrario.

En cualquier caso no cuestiono lo que esos 3.500 euros suponen para el padre. Lo que me parece fuera de cualquier medida es que (según el juez) el niño preferirá al padre por su dinero, así que le asigna un estatus económico a la madre.

En otras palabras, no es solo una pensión de manutención justa (muchos españoles no ganan eso ni de lejos), es el valor de una madre en euros.

¿Qué voy a querer yo para el niño, que no tiene culpa de nada? Lo mejor. El problema es que aquí eso implica el mensaje "en un incidente con un rico sales mejor parado". ¿¿Amor = dinero??