Sincronización de archivos

Anoche estuve buscando algún programita sincronizador de archivos para Windows (en Linux ya tenemos rsync) y fui a parar a un post en el que se menciona a DSynchronize, en el blog de Erick Huezo (sí, con zeta).

He usado anteriormente CarbonFolder, pero DSynchronize es más completo, no requiere instalación -odio que me toquen el registro-, es muy sencillo, permite previsualizar el resultado antes de cagarla, trabaja vía FTP desde el mismo programa y es de gratis gracias al curro que se ha pegao un tal Dimitrios Coutsoumbas, que por el nombre yo diría que es de Murcia. Tiene otros programitas y acepta donaciones, por cierto.

Por supuesto hay otras opciones, como SyncToy -pero es de Microsoft y me da grima-, o PathSync, que no he probado. Seguro que hay muchos más, solo hay que encontrarlos.

Seguro que lo mejor es hacerse uno mismo un script, pero ya sabéis que "en casa del herrero, cuchillo de palo", lo cual es una forma muy discreta de decir que con los clientes no se puede ser vago, pero con uno mismo sí se puede, y mucho.

Por cierto: Vaya susto. Me había olvidado por completo del tema del LHC, y lo recordé al leer en ese blog el post en clave de humor El Fin del mundo es en unas 25Hrs, publicado el 6 de agosto. Entonces fui a visitar el contador regresivo para la activacion del LHC... ¡y resulta que había desaparecido!... Por un momento pensé "Joder... ¡¿Seguirá existiendo la otra mitad del mundo?!".

Qué despiste. Al final es el 10 de septiembre (pasado mañana) cuando se acaba el mundo esta vez. ¿Alguien lleva la cuenta de cuantas veces se ha acabado el mundo ya? ¿No tenían que venir antes cuatro jinetes? ¿O vendrán en moto...? A mi con esto me pasa como con el latín, que nunca me entero.

No hay comentarios: