Trabajar en el cielo

Mientras no haya nadie en la Luna o en Marte, los tipos que trabajan más alto son los que están en la IIS, cuya altitud aproximada es de 360 kilómetros.

Y por si eso fuese poco, además van a la espantosa velocidad de 27.743 km/h. Menos mal que en el espacio es poco probable encontrarse con una pareja de la Guardia Civil de Tráfico.

Anyway, lo que se dice trabajar "alto" (altitud sobre el suelo, y sin estar en órbita ni volando) es algo de lo que este chino debe saber algo.

Por lo que se ve, el tío está en lo alto del Shanghai World Financial Center -no sé a qué altura exactamente- apretando unas tuercas con la llave inglesa.



Ese edificio, que se supone se termina de construir este mes, tiene el techo a 492 metros (al parecer no llevará antenas). Detrás a la izquierda está la Torre Jin Mao, cuya antena alcanza los 421 metros... y queda por debajo del chino.

También se ve al fondo la torre de TV Oriental Pearl, de 468 m de altura en la punta de la antena.

O sea, que el pobrecito este viene a estar apretando tornillos más o menos al doble de altura que el techo de Torre Espacio (Madrid) y sus "modestos" 236 metros.

Desde luego, no es un sitio muy adecuado para quienes padecen acrofobia (vulgarmente "vértigo"). Por muy sujetos que estén con arneses de seguridad, no es plan de tener que ir a rescatar cada dos por tres a un tío que se ha quedado paralizado por un ataque de pánico.

Tampoco es un buen sitio para que te entren ganas de mear (no vale la "meada libre" p'abajo, pondrías perdido a todo un barrio entero de Shanghai), pero eso con un bote se arregla. Y con respecto al viento, pues imagino que si se ponen encima del casco un molinillo de esos conectado a un mini-generador tendrían al menos para alimentar el walkie-talkie.

Sí; me encantan los rascacielos, aunque prefiero trabajar dentro de ellos en vez de por fuera. Y es que hay trabajos que tienen guasa.

(Foto vía L'actualité)

No hay comentarios: