El "gorrilla" en Sevilla es una pura maravilla (II)

¿Recordáis al puto gorrilla? Pues mismo sitio, misma hora, dos meses después...




(Lamento la poca calidad de las fotos, están hechas con el móvil)

Ahí estaba de nuevo la cosa en su lugar de "trabajo" habitual el pasado día 25. Un poco aburrida porque no había ni un jodido hueco -ese espacio libre es entrada de Urgencias-. Como podéis observar le ha crecido la barba desde la última vez, aunque en la foto no se aprecia que la mugre que lleva encima le había crecido igualmente. Creo que la única forma segura de acercarse a eso es con un traje anti-contaminación bacteriológica.

¿El coche patrulla? Al parecer un agente se había hecho un corte en la mano y acudieron al hospital -nada grave, afortunadamente-. El compañero le esperaba dentro del coche. Sí; dentro de ese coche había un agente, pero como ya comenté la Policía los ignora, con toda probabilidad porque el ayuntamiento no quiere saber nada aunque para ello tenga a dicha Policía y a los servicios sociales.

Ya sé que la gente se ha acostumbrado a los gorrillas (al fin y al cabo es una extorsión barata, sólo 1 ó 2 euros cada vez que aparcas), pero yo debo de tener un defecto por el cual cuando veo a una cosa de esas intimidar a una mujer que va sola o a una persona mayor (como podría ser mi padre) me entra una mala hostia bastante seria.

BTW: ¿Sabéis que donde no hay gorrillas hay parkímetros? Sííííí, Alfred es redondo como las argollas.

No hay comentarios: