Las motos, los semáforos y la memoria

Los ciclomotores no respetan demasiado los semáforos, eso es algo que he visto en Sevilla al igual que en Madrid. Las motocicletas los respetan un poco más, aunque tampoco es para estar muy orgullosos.

Al saltarse un semáforo, lo que cabe esperar es un impacto lateral. Siempre los hay con suerte y esquivan el golpe. Claro que, esta maniobra consta de dos partes: 1.- Esquivar, y 2.- Recuperar la trayectoria.

Este vídeo es un caso claro de falta de memoria. Al tipo se le olvidó la segunda parte.



Por cierto: No parece que los testigos se den mucha prisa en ayudarle a buscar los dientes. Qué insolidarios.

No hay comentarios: