Quentin Tarantino, la lingüística y la física de lo cotidiano

Como dijo el sheriff Earl McGraw en Abierto Hasta El Amanecer:

"Well, it's been one long goddamn hot miserable shit-ass fuckin' day every inch of the way"


Sublime, ¿verdad?

Yo lo he traducido como:

"Bueno, está siendo un malditamente largo y caluroso puto día miserable de mierda durante todo el tiempo"


La ausencia generalizada de comas no es un error, es intencionada. Esa es una de las cosas que me gustan del idioma ingles (especialmente de su "jerga callejera"), la posibilidad de encadenar adjetivos delante y detrás de un sustantivo sin que haya que poner comas que diluyan la pureza de lo que se intenta transmitir, incluso dándole el necesario énfasis. En español, normalmente, hay que utilizar un montón de comas, adverbios e interjecciones para hacer estas cosas. Al menos he evitado las comas.

Todo esto viene a que ayer, después de un miércoles malo-tirando-a-chungo, vino de seguida y sin espacio siquiera para dormir un jueves peor-tirando-a-infernal. Me dije esa frase a mi mismo varias veces, aunque cambiando "caluroso" por "frío".

No pasa nada, son cosas que ocurren de vez en cuando para que el resto del tiempo (cuando toda la materia y la antimateria del universo NO está conspirando maliciosamente contra ti) sepas que estás en un momento bonito, medio bonito o normal.

También, el hecho de que aquellas fueran algunas de las últimas palabras del sheriff McGraw antes de que Richie Gecko le volase la cabeza en la tienda de una gasolinera que acabó explotando en llamas, resulta tranquilizador, en cuanto a la idea de que independientemente de la situación, las cosas siempre pueden ponerse peor de lo que ya están, e incluso -según la Ley de Murphy-, tienden a ello ;-)

No hay comentarios: