La ley zombie

Parece ser que César Antonio Molina no quiere ser menos que su antecesora en el ministerio de la industria del entretenimiento, así que ha resucitando el artículo 17bis de la LISI, que -recordemos- es aquel que da poderes a una parte interesada.

Por cierto: ¿No es paradójico/chistoso que se llame Ley de Impulso a la Sociedad de la Información?


Dicho artículo ya ha resucitado dos veces, es decir, que le lleva ventaja hasta al mismísimo Jesucristo de la biblia. O si os va el rollo vudú, podéis decir que en realidad ese artículo es un no-muerto, como los zombies, vampiros y tal, you know, que salen y entran de la tumba según tengan el estomago de vacío.

Si no mal recuerdo, el subtítulo de la película Drácula (Coppola, 1992) era "El Amor Nunca Muere" (no sé si Bram Stoker habría estado de acuerdo, supongo que sí). Y debe ser eso, que aunque se sucedan los ministros o ministras, el romance con las así llamadas "entidades de gestión" se perpetúa a través de los tiempos.

Aquí es donde quedaría de perlas el final de Romeo y Julieta, ¿verdad? Ahh... el gran Shakespeare...

No hay comentarios: