Cómo se duerme en el espacio

Básicamente igual que en la Tierra: Cerrando los ojos y relajándose.

El problema es que fuera del alcance de la gravedad, el cuerpo flota, así que hay que amarrarse a algo para no acabar vagando por dentro de la nave y llevarse un susto de muerte al despertarse en cualquier otra parte de ella. También, para no correr el riesgo de meterse por el ojo la palanca de algún interruptor.

Estas imágenes son fotogramas del vídeo "Cómo duerme la tripulación" de la Guía Interactiva de la Estación Espacial Internacional (NASA).

Usan unas bolsas tipo "saco de dormir" fijadas a la superficie interna de la nave para limitar sus movimientos, de forma que quedan sujetos sin sentir la presión de una atadura convencional.




Algo realmente interesante es que se elimina el problema "qué hago con los brazos". Todo aquel que haya flotado en una piscina sabe que la posición a la que tienden a quedarse es ligeramente hacia delante del cuerpo -ni hacia los pies ni hacia la cabeza, sino en una posición media de entre todas las posibles-, lo cual no se puede conseguir durmiendo boca arriba mientras haya gravedad.



Éste se ha tomado muy a pecho lo de la libertad de los brazos. Es el estilo "a brazo suelto".



Y estos... ¡Están durmiendo de pie! WTF??... No, a ver: Recordemos que fuera del alcance de alguna gravedad no existe el concepto "de pie" o "tumbado" tal y como lo usamos en la Tierra -esto es, en referencia a la dirección hacia la que nos atrae la gravedad de esta-. El del fondo sueña que está participando en el campeonato de MotoGP.


Según el vídeo, algunos astronautas dicen dormir mejor en ausencia de gravedad al no sentir la presión que su cuerpo ejerce sobre la superficie de la cama.

La IIS orbita a unos 330 Km. de altura sobre la superficie de la Tierra. Es un mal sitio desde el que caerse, aunque -de nuevo- la ausencia de gravedad cambia un poco el concepto de "caerse".

(ISS Interactive Reference Guide vía Microsiervos)

No hay comentarios: