Andaluces en TV

Decían en Los Nuevos Tartesios que a los andaluces se nos trata mal en TV, presentándonos como "personajes incultos de la clase social más baja". Añade "la imagen de los andaluces está anclada en el tópico de la jarana y pandereta, presentándonos como la tierra de la pasión futbolera, la de los macabros sucesos en algún barrio periférico de alguna ciudad y la de los graciosos cuentachistes de los programas de variedades".

Periodista Digital se hace eco.

Lo de la pasión futbolera es algo que toda España (no ya Andalucía) lleva en la sangre. A mi personalmente no me gusta el fútbol, pero no le veo nada de malo -todo lo contrario-, así que eso creo que no tiene nada que ver. Lo demás sí es cierto, y además viene siendo motivo de queja por parte de algunas personas y agrupaciones desde hace años.

Lo que yo como andaluz tengo que decir sobre esto es: "Sinceramente, queridos, me importa un bledo".

Lo que dice la tele me la suda.
Los estereotipos me la sudan.
Los ignorantes que creen en estereotipos me la sudan.

Aunque reconozco que prefiero que me subestimen, así los demás bajan la guardia y yo doy el hachazo en el momento oportuno. Algunos llaman a esto "hacking social". Yo lo llamo evolución.

"La vanidad; de todos los pecados es definitivamente mi favorito"

-John Milton, Pactar con el Diablo (1997)


He vivido casi 10 años en Madrid y no he tenido ningún problema. He sido valorado por lo que he hecho y no por quién soy ni de dónde venía. Si se me subestimó, lo usé en mi propio beneficio.

Lo más cerca que he estuve de aclarar algún tópico fue en una barbería, donde tras preguntarme el peluquero por mis aficiones le dije que no me gusta la feria de Sevilla ni su Semana Santa, ni El Rocío ni bailar sevillanas, y que si alguna vez disfruté del flamenco no fue desde luego de esa basura comercial que se oye en la radio. También que jamás me montaré en un caballo porque no tiene manillar, ni volante ni frenos de disco.

--Entonces a ti ¿qué te gusta?
--A mí me gustan las mujeres oiga; a poder ser, morenas.

Y es que esa supuesta cultura andaluza es más cosa de los políticos y sus principales parásitos (el mundillo de la farándula), que de la gente de a pie.

Por no interesarnos, no nos interesó ni la discusión sobre un estatuto nuevo, al que fue a votar sólo un tercio de los que pudimos ir, y sin leerse siquiera el librito. Porque, la verdad: ¿Qué más da que sea un Gobierno central o un Gobierno autonómico el que meta la mano en la caja?. Las competencias se rifaban entre incompetentes (aka: "la clase política actual"), y a mí no se me da bien elegir entre idiotas. Igual dentro de varias generaciones aparecen unos cuantos capaces de hacer algo útil, pero no creo que viva para verlos.


Al hilo del tema:

Catalana: "Aunque estoy de acuerdo con Andaluz en que vosotros tenéis que mejorar la imagen que tenis de vosotros mismos"

De eso nada bonita. Yo soy guapo y estoy tela de bueno. El que tenga problemas de imagen que vaya al estilista.


jj: "¿Os habéis dado cuenta de que os han llamado de todo en estos comentarios, además de forma indiscriminada, y apenas ha habido reacciones?"

Para reaccionar ante eso hay que sentirse aludido. Aquí nacionalismos hay pocos, y de autoestima estamos bien servidos. Cazar fantasmas es cosa de Íker Jiménez.


Una vez más, eso sólo tiene importancia para los que se empeñan en no evolucionar. Ahora, si me disculpáis, voy a evolucionar un rato ;-)

No hay comentarios: